Bisontes en Extremadura.

 

BISONTES1.

Tranquilos: Algunos ejemplares pastando tranquilos en la dehesa de la finca Campillito, situada en Malpartida de Plasencia. – Foto: CEDIDA

Similitud: El bisonte es parecido al toro, pero más grande y robusto. – Foto: CEDIDA

 

Noticia de El Periódico de Extremadura del 19 de julio de 2015.

Álex de Matías Parra.

 

RUTAS GUIADAS Y SAFARI FOTOGRAFICO SON ALGUNAS DE LAS ACTIVIDADES QUE SE REALIZAN EN LA FINCA

Bisontes bajo las encinas extremeñas

Una familia agroganadera de Malpartida de Plasencia trajo hace unos días nueve ejemplares de estos animales para estudiar su aclimatación, comportamiento y beneficio a la dehesa extremeña

 

 

Si alguna vez viajan por el norte de Extremadura, cerca de Malpartida de Plasencia, no se sorprendan si descubren un animal que se parece a un bisonte. Lo es. Y esto es posible gracias a una familia agroganadera que inició este proyecto el 5 de julio en la finca Campillito.

Los bisontes son animales reconocidos en América del Norte y parte de Europa, mientras que en España, solo en algunas zonas del norte de la península como Asturias se podía ver ejemplares. Sin embargo, desde hace unos días, la dehesa extremeña también alberga bisontes. Son nueve ejemplares, dos machos y siete hembras. La idea de traerlos fue de Marco Antonio Rodríguez y Bárbara Rodríguez, quienes en un viaje a Suiza contemplaron a estos animales pastando en una llanura. “Nos sorprendió mucho, nos gustó y nos pusimos a trabajar en ello con agentes de Polonia para traerlos desde allí y ya los tenemos aquí con nosotros”, señala Marco Antonio.

Su nueva vida en la dehesa extremeña se desarrolla con mucha tranquilidad, pues por la mañana, lo primero que hacen es “ir a beber agua” para después pasarse “todo el día” tumbados al sol antes de comer sobre las ocho de la tarde. “Con esto se demuestra que no tienen ningún problema en estar aquí y que se están aclimatando realmente bien”, comenta el agroganadero.

Los ejemplares son de la raza Bonasus linnaeus , el herbívoro más grande de Europa y del que solo quedan 2.000 ejemplares en todo el mundo. La finalidad que van a tener estos animales aquí no es otra que “la del estudio de su adaptación a la dehesa extremeña, qué comen y lo que hacen”, además de comprobar el beneficio que realizan para los campos extremeños, “ya que al comerse toda la retama, la jara y la maleza del lugar en el que están, también servirán como creadores de cortafuegos contra los incendios”, explica el dueño de la finca de Malpartida de Plasencia.

Campillito se encuentra en la carretera Ex-208, kilómetro 7 (carretera Plasencia-Trujillo). Hasta ahí pueden llegar los interesados en observar de cerca a estos animales gracias a las rutas en 4×4 que ofrecen los impulsores de este proyecto. Además, “también está la opción de realizar un rally fotográfico, tanto para profesionales como para semi profesionales, ya que es algo único ver a un bisonte pastar bajo una encina”, sentencia Marco Antonio Rodríguez.

Así mismo, también se puede apadrinar un bisonte durante todo un año “para, de esta manera, contribuir a que esta especie, en peligro de extinción, no desaparezca”. Además, los responsables de la finca transmiten el mensaje de que los bisontes “no son salvajes, se puede estar a una corta distancia de ellos sin problema, ya que no son animales huidizos, algo que les pasó factura hace millones de años, pues era muy fácil cazarlos”, señala Marco Antonio, dueño de la finca Campillito.

BISONTE2.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *